Cómo preparar gelatina de té rojo casera

Receta de gelatina de té rojo casera

Como ya hemos mencionado en artículos anteriores, el té rojo es una infusión que tiene numerosas propiedades y beneficios para la salud, ya que sus principios activos favorecen la digestión, la pérdida de peso, la reducción del colesterol LDL (colesterol malo) en sangre y un largo etcétera de beneficios de los que ya hemos comentado y analizado en profundidad.

Además, el té rojo tiene un sabor terroso y un aroma delicioso que lo hace ideal para tomar después de cada comida. Así que hoy te propongo esta deliciosa receta de té rojo ideal para el verano: la gelatina de té rojo. Es muy fácil de preparar, así que ¡allá vamos!

Preparación de la gelatina de té rojo

1. Pon a calentar agua en un cazo o cacerola hasta que empiece a hervir.

2. Una vez comience a hervir, apaga el fuego y deja el agua reposar unos 5 minutos para que la temperatura del agua disminuya hasta unos 85 grados centígrados.

3. Después introduce el té rojo y déjalo infusionar durante unos 5 minutos para que desprenda todo su aroma y sabor.

4. Pasados 5 minutos, extraemos las hojas de té rojo y añadimos a la mezcla un edulcorante (azúcar o sacarina) y un sobre de gelatina sin sabor que podemos comprar en cualquier supermercado. Ahora debemos seguir las instrucciones que vienen en el envase para cocinar la gelatina.

5. Finalmente, vertemos la mezcla en recipientes individuales y cuando se enfríen los introducimos en la nevera o refrigerador para que se solidifique y se forme una deliciosa mermelada de té pur-erh.

Publica un comentario